Incorporación de mamá a trabajar, ¿y ahora qué?

La mayoría de las madres en España se incorporan a trabajar entre los 4 y 6 meses de vida del bebé, pero ¿cómo afecta esto a nivel emocional? ¿Se verá repercutido en el sueño?

Regresión de sueño


Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre qué es una regresión de sueño y cómo podemos abordarla (te dejo aquí un enlace por si aún no sabes de que hablo). Normalmente, las regresiones de sueño del bebé se dan a causa de un progreso en la conquista de algún hito del desarrollo importante, ya sea el gateo, ponerse pie, caminar o la explosión del lenguaje.De la misma forma, sabemos que, con relativa frecuencia, algunas de estas regresiones se dan a una edad determinada como, por ejemplo, la regresión de los 4 meses en la que cambian los ciclos del sueño del bebé. No obstante, otras veces las regresiones en el sueño pueden ser debidas a cambios emocionales importantes en la vida del peque. La incorporación de la madre al trabajo es un claro ejemplo de ello.

Cambios que suceden con la incorporación al trabajar


  • El bebé pierde su principal figura de apego en el día. De repente, de la noche a la mañana, el bebé pasa de estar prácticamente todo el día en brazos de mamá a perderla de vista (y olfato) durante muchas horas. En el mejor de los casos, pasará todas estas horas con otra figura de apego principal, como puede ser el papá, algún abuelo, algún tío, … En otras ocasiones esta situación conlleva el comienzo de la escuela infantil.
  • El comienzo de la escuela infantil. El comienzo de la guarde o el cole supone estar en un ambiente extraño, con personas extrañas y donde, además, hay otros peques que también tienen necesidades parecidas, por lo que, a veces sus necesidades (físicas y emocionales) no serán satisfechas tan rápido como puede suceder en casa. 
  • Cambios en la alimentación. Si está tomando pecho hasta el momento, éste también desaparecerá durante muchas horas al día, perdiendo así su principal fuente de alimentación y de seguridad en el día. Durante las primeras semanas es posible que el peque no coma nada durante el tiempo que su madre esté ausente. Además, en muchas ocasiones, este momento coincide con el comienzo de la alimentación complementaria y un gran cambio en sus habilidades de masticación, deglución o motricidad fina.
  • Cambios en las condiciones del sueño diurno. En la mayoría de los casos, el ambiente y la forma de dormir las siestas variará, lo que puede dificultar la conciliación del sueño así como la calidad y duración de las siestas. Es muy probable que, hasta el momento, el bebé durmiera las siestas en brazos de mamá, o mamando el pecho, en un ambiente tranquilo, silencioso y oscuro.

En resumen, tenemos a un peque que ha perdido:

Su principal figura de apego

Su principal fuente de alimentación

Su principal fuente de seguridad

Se encuentra en un ambiente extraño

Y no consigue descansar adecuadamente en el día

¿Qué signos detectaremos en el peque?


  • Ansiedad por separación. Es muy probable que cuando mamá vuelva del trabajo no quiera hacer otra cosa que no sea estar junto a ella.
  • Ansiedad por el pecho. Si es un bebé que toma pecho, es normal que quiera “recuperar” las tomas que ha perdido durante el tiempo que ha estado separado. Esto incluye las horas de la noche.
  • Irritabilidad y mal humor. La falta de siestas de calidad y el exceso de actividad a la que está acostumbrado en el día, puede llevarnos a encontrar un peque sobrecansado y malhumorado a la hora de dormir. 

¿Cómo se verá afectado el sueño?


Claramente habrá mayor dificultad para conciliar el sueño por el sobrecansacio y la necesidad de mantener el contacto con mamá. La ansiedad por separación generará más despertares nocturnos y desvelos. Estos desvelos además pueden ir acompañados de un aumento de las tomas nocturnas para compensar la falta de pecho en el día.

En resumen, todo ello generará una situación de dificultad a la hora de acostarlo y un aumento claro de los despertares en la noche. De la misma forma, en muchas ocasiones, es posible que el peque sólo permita que sea mamá quien le duerma y atienda en dichos despertares.

¿Qué podemos hacer para ayudarle a sobrellevar esta crisis emocional?


Es importante entender que esta situación está siendo complicada para todos, pero especialmente para nuestro peque. Debemos tener empatía y paciencia durante los primeros días y mantener la calma, poco a poco todo pasará.

  • Tiempo de calidad. Cuando mamá llegue de trabajar es importante conseguir mantener un tiempo de calidad en el que se centre toda la atención en el encuentro y no se atienda a nada ni nadie más. No se trata de estar muchas horas juntos, sino de que el tiempo que puedas permitirte dedicarle no haya otros distractores (ej., móviles, ordenador, tele, tareas domésticas como recoger la casa, hacer la cena,…) Es normal que cuando comiences a trabajar pienses que no llegas a todo, las cosas no se hacen solas y hay que adaptar la rutina al poco tiempo que nos queda. A pesar de todo, párate, respira, mírale y juega con tu peque un rato. Después, puedes hacer el resto de rutinas junto a él.
  • Barra libre de pecho en la tarde. Si tu deseo es mantener la lactancia materna y sobrellevar las noches, es importante ofrecerle y darle varias tomas durante la tarde. Los motivos para ello son claros. Por una parte, porque seguramente tiene una necesidad nutricional no satisfecha durante el resto de horas del día. Es importante tratar de satisfacerlo antes de que llegue la noche para evitar el aumento descontrolado de tomas nocturnas. Por otra parte, porque el pecho no es sólo una necesidad nutricional, sino que conlleva un componente emocional y de seguridad muy importante. Cuanto más se satisfaga esto durante el día, menos necesidad tendrá de hacerlo en la noche.
  • Evita el sobrecansacio. Si las siestas no han sido buenas y le ves muy cansado por la tarde, no intentes retrasar la hora de dormir para verle más rato. Me encuentro con muchos padres que me comentan lo siguiente: “es que si le acuesto tan pronto, apenas le veo”. Tales comentarios son entendibles, la conciliación de la vida laboral y familiar es muy complicada, pero tu peque no tiene la culpa y dormir es una necesidad básica. A nadie se le ocurre decir, “no le doy de cenar, para estar más rato jugando con él”. Cuando un peque no ha dormido lo suficiente y se pasa de su hora ideal de sueño, genera cortisol, lo que puede provocarle irritabilidad y romper el momento de disfrute juntos. En la misma línea, estos picos de cortisol hacen que la hora de conciliar el sueño sea horrible y que aumenten los despertares nocturnos, intensificando el cansancio al día siguiente y dificultando aún más las siestas. Si le acuestas pronto, seguramente madrugará y, créeme que cuando se despierte por la mañana estará de mucho mejor humor, pudiendo mantener un rato de calidad juntos antes de empezar el nuevo día. Lo importante es adaptar tus horarios a los suyos y no al contrario.
  • Sé flexible. Como decía, debemos ser empáticos y flexibles con la situación. Es normal que durante unas semanas necesite más apoyo para dormirse y en los despertares. No pasa nada, poco a poco todo pasará y volveréis a descansar. Ahora bien, te recomiendo que no introduzcas apoyos de sueño nuevos que antes no necesitaba. Las regresiones pasan, pero los apoyos que hayamos introducido nuevos se quedan.

Conclusiones

La incorporación de la madre al trabajo puede conllevar una crisis emocional importante en el bebé y, con ella, verse afectado el sueño y descanso de  toda la familia.

Los factores emocionales alteran claramente el sueño de los peques, por lo que es necesario aportarles tranquilidad y seguridad en esta nueva etapa.Aportar a nuestro bebé tiempo de calidad, alimentación y seguridad durante el día y la tarde, ayudará a mejorar las noches, satisfaciendo sus necesidades y otorgándole el bienestar que necesita.

Incorporación de mamá a trabajar, mamé despidiendose

Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

Ayúdame a compartir este contenido

Nube dormida zzz

…felices sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.