mama dando masaje infantil

Masaje infantil y sueño

Cae la noche y te encuentras con un bebé cansado, que no puede dormirse y no sabes como calmarle y relajarle, ¿probamos con un masaje?

¿Qué es el masaje infantil?


Consiste en la estimulación a través del tacto realizada en el cuerpo del peque, que incluye una serie de movimientos rítmicos en cara, tronco y extremidades, en un momento en el que el bebé se encuentre receptivo a recibirlo. En la mayoría de los casos se puede utilizar crema o cualquier aceite vegetal.

La sensibilidad de la piel es una de las funciones más importantes del cuerpo y una de las primeras que se desarrollan en el recién nacido; la estimulación cutánea es esencial tanto en el funcionamiento or­gánico como psíquico. A través del masaje el bebé va a ser capaz de experimentar el nuevo en­torno, comenzar la relación con otros se­res humanos y desarrollar su esfera psico­afectiva.

¿Qué beneficios tiene el masaje infantil?


Se ha demostrado que el masaje infantil tiene múltiples beneficios para el bebé, pero también para los padres e incluso, para la sociedad, ya que es un medio genial para mejorar la salud de los peques, con un coste muy bajo y escasas contraindicaciones.

NIÑOS

  • Aumento de la sensación de bienestar.
  • Incrementa el desarrollo de los sentidos.
  • Estimula el sistema digestivo, mejorando la digestión y los cólicos.
  • Favorece un sueño más prolongado y óptimo.
  • Mejora la ganancia de peso.
  • Mayor estimulación de la flexibilidad y coordinación muscular que repercutirá en el desarrollo psicomotor futuro.
  • Mejor estimulación del sistema nervioso y del sistema inmunitario.
  • Refuerza las funciones respiratorias y alivia la congestión.
  • Libera endorfinas (hormonas del placer y la relajación).
  • Inhibe la producción de catecolaminas (hormonas del estrés).
  • Favorece el vínculo y el apego. 
  • Mejora la comunicación afectiva entre padres e hijos.

ADULTOS

El masaje infantil promueve una sensa­ción de bienestar en los adultos, aportando una mayor seguridad a los padres a la hora de tocar y realizar los cuidados al bebé.

  • Intensifica el vínculo con los peques.
  • Permite conocer mejor las necesidades de su hijo al reconocer el lenguaje corporal.
  • Proporciona un tiempo de calidad con el bebé.
  • Favorece el instinto materna y paternal.

Masaje infantil y sueño 


Hasta ahora todos los beneficios aportados por el masaje infantil nos hacían sospechar que mejoraría la calidad del sueño. La relajación, así como el descenso de los niveles de hormonas del estrés, como el cortisol y aumento de las endorfinas, es la combinación perfecta para favorecer el descanso.

Pero ahora, gracias a un grupo de científicos de Israel lo sabemos con certeza. Por primera vez, se señala que, el masaje pueda incluso regular el ritmo circadiano del bebé, facilitando la conciliación del sueño.

Un grupo de científicos de la Universidad de Haifa, en Israel, ha sido el primero en cuantificar los efectos de los masajes nocturnos en bebés midiendo la producción de melatonina, una hormona reguladora del sueño que se segrega durante las horas nocturnas.

Según explican estos investigadores, los masajes antes de la hora de dormir pueden servir al bebé como un potente identificador de tiempo, de manera que les permite coordinar más fácilmente su propio sistema circadiano con las señales ambientales que le rodean.

Estudiaron a veinte familias que participaron en el estudio. Sólo la mitad masajeó a los bebés antes de acostarlo.

Al cabo de 8 semanas de terapia, se empleó un sensor para evaluar los niveles de actividad diurna y nocturna de los bebés. Fueron precisamente los que habían recibido el masaje los que se mostraban más inactivos por la noche, además sus ritmos de actividad diurna y nocturna estaban alineados con los de sus madres. Por el contrario, los niños que no habían recibido masaje estaban más activos por la noche.

El ensayo también midió los niveles de melatonina, y se pudo comprobar cómo estos aumentaban durante la noche entre los niños del grupo de masaje. 

Las conclusiones añaden que es posible que las propias madres modificasen su actitud hacia el bebé a consecuencia de los masajes y de los cambios de los ritmos de sueño del niño.

¿Cómo realizar el masaje infantil?


Lo primero que debes saber es que no hay una manera inadecuada de hacer el masaje a tu peque. Es decir, que simplemente dándole un suave masaje relajante es suficiente para aportarle grandes beneficios, así que deja a un lado los miedos y ponte manos a la obra.

La premisa principal es que el bebé es quien manda, por tanto, debemos evaluar la presión y el tacto que le gusta o le incomoda y parar si comienza a mostrarse incómodo o irascible.

A continuación de dejo una serie de recomendaciones:

  • Pon luz tenue y puedes ayudarte también de algún difusor con esencias calmantes (como por ejemplo la lavanda). Así tu peque reconocerá el olor con el estado de calma.
  • Caldea la habitación lo suficiente para que al estar desnudo e impregnado en crema o aceite y tu peque no tenga frío.
  • Busca un momento en el que esté receptivo para masajearle.
  • Puedes usar alguna crema o aceite vegetal. Normalmente los aceites se aceptan mejor ya que, las manos escurren con mayor facilidad y no les da frío cuando impregnamos el cuerpo.
  • Para recibir el masaje, el bebé deberá estar tumbado boca arriba en una superficie cómoda y estable, como por ejemplo la cama, una colchoneta sobre el suelo, o haciéndole una cunita con nuestras piernas. La persona que va a dar el masaje se colocará en frente, para establecer un buen contacto visual.
  • La presión que debes ejercer con los dedos a la hora de dar el masaje se irá modulando conforme el bebé vaya cumpliendo meses y ganando tono muscular, sabiendo diferenciar también aquellas partes del cuerpo susceptibles de masajear con una mayor presión, de las que no.
  • Te recomiendo seguir siempre la misma secuencia para no olvidarte ninguna zona del cuerpo e ir evaluando que zonas le gusta más o menos a tu peque en concreto.

Conclusiones

El masaje infantil es una herramienta estupenda para generar un vínculo adecuado entre los padres y el bebé.

Libera endorfinas y disminuye la producción de catecolaminas, lo que favorece la relajación y el descanso del peque.

Se ha demostrado científicamente que los peques que reciben masaje infantil duermen más tranquilamente y aumentan su producción de melatonina.

Es una forma estupenda de iniciar la rutina de dormir. Si tienes dificultad para encontrar una rutina que os funcione y relaje antes de dormir, puedes contactar conmigo en el formulario de abajo.

dando masaje infantil en el pie

Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

Ayúdame a compartir este contenido

Nube dormida zzz

…felices sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.