bebé con chupete para su retirada

Retirada del chupete ¿cómo acompañar de una manera respetuosa?

La asociación española de odontopediatría recomienda retirar el chupete antes de los 3 años. Sin embargo, una retirada temprana puede prevenir algunas complicaciones físicas y emocionales.

Motivos para decidir la retirada del chupete 


  • Aumenta el riesgo de desarrollar alteraciones en el habla; un estudio de la revista BMC Pediatrics demostraron que los niños entre 3 – 5 años que tienen hábitos de usar chupetes mostraron mayor predisposición a desarrollar trastornos del lenguaje en la edad preescolar (dificultad de pronunciación, retraso en el comienzo del habla, dificultad de expresión)
  • Afecta a la mordida. Una alteración que impide que los dientes superiores coincidan con los dientes inferiores. Esto es debido a un estrechamiento del maxilar y del paladar. En otros casos, puede dar lugar a una mordida cruzada en vez de abierta, impidiendo la masticación adecuada de los alimentos
  • Incrementa las probabilidades de desarrollar otitis
  • Fomenta la respiración bucal
  •  A partir de los 15-18 meses se convierte en un objeto de apego y puede costar mucho más retirarlo

El chupete como apoyo de sueño


El chupete puede considerarse un apoyo positivo o una muletilla del sueño dependiendo de para qué se use y qué ocurre con él durante la noche.

Si el peque lo usa para conciliar el sueño y luego una vez que se le cae, no supone mayor problema, es una herramienta estupenda y siempre que no existan otros motivos (o indicación del odontopediatra) podemos mantenerlo.

Si lo usa para conciliar el sueño y luego se le cae, no le despierta, pero en los despertares sí que necesita que se lo vuelvas a poner para volver a conciliar, podemos enseñarle a ponérselo por sí mismo si queremos mantenerlo por un tiempo más.

Sin embargo, si cada vez que se le cae el chupete, supone un despertar, entonces podemos trabajar el retirarlo como apoyo del sueño o trabajar en un destete respetuoso por completo.

¿Cuándo iniciar la retirada del chupete? 


No hay una edad idónea en la que comenzar la retirada. Sin embargo, sabemos que a partir de los 15-18 meses, tanto el chupete como el biberón se convierten en objeto de apego importante, y es a partir de esa edad, cuando nos costará más su retirada.

Por tanto, lo ideal sería comenzar a edad temprana, sobre los 12 meses. En este momento, suelen estar conquistando la verticalidad y comenzando a caminar. El cambio en el entorno y tanto estímulo a su alrededor nos puede facilitar la tarea de entretener de otra forma. En este momento sólo lo limitaremos a siestas, noche y algún momento de excesivo cansancio.

Más adelante, entre los 18-24 meses, es un buen momento para plantear la retirada definitiva.

¿Por dónde empezamos? 


Pues como casi todo cuando queremos trabajar en algo que en la noche no está funcionando, tenemos que comenzar trabajándolo en el día.

Una vez que nuestro peque pase varios días sin el chupete, entonces comenzaremos la retirada nocturna.

Lo primero que debemos plantearnos es ¿Qué tipo de relación tiene con el chupete?

Si actualmente consideramos que el chupete es un objeto de apego importante que está presente en la mayoría de los momentos del día, deberemos primero trabajar en esta asociación antes de iniciar la retirada.

LIMITAR: lo limitaremos a los momentos del día que realmente lo necesite. Un peque que está jugando entretenido no necesita tener el chupete puesto, muchas veces lo tienen por costumbre, pero podemos comenzar a espaciar sus usos. Se lo dejaremos a la hora de la siesta, en los momentos estresantes para él como por ejemplo la entrada a la escuela o si se hace daño y nos lo pide y por supuesto, lo mantenemos en la noche.

CAMBIAR DE UBICACIÓN: a veces si ya son lo suficientemente mayores, saben en qué sitios suelen estar guardados y van a cogerlos por sí mismos. Esto invita a la barra libre en cualquier situación y complica la retirada gradual. 

DISMINUIR LA CANTIDAD: no debe haber un chupete en cada esquina de la casa o en cada bolsa del carro, del cochecito etc.SUSTITUIR: Ante cualquier petición del chupete podemos entretenerle de otra manera o cambiar esa necesidad por otra forma de cariño, afecto o tranquilidad, como un abrazo, un cuento, jugar a su juego favorito…

¿Cómo hacer la retirada del chupete en la noche? 


TANTEO: lo primero que deberemos hacer es decidir el momento idóneo para comenzar a retirarlo. Podemos cambiarlos de sitio también en la noche u ofrecer uno solo y no toda la cuna llena de muchos.

También podemos comenzar a leer algunos cuentos que hablen sobre el tema como por ejemplo “El libro dejachupetes” es uno que a mí me encanta.

RECURSOS: aplicaremos una serie de recursos, utilizando en todo momento nuestra creatividad para hacerle esta retirada divertida y respetuosa.

COMPROBACIÓN: no daremos por retirado por completo el chupete hasta que no pase al menos 1 semana sin pedirlo y sin echarlo de menos. Los primeros días tras la retirada pueden ir realmente bien y tras ellos, volver a empeorar. En este caso, en el que ya hayan pasado varios días sin él y de nuevo lo vuelva a pedir, utilizaremos todas las herramientas antes mencionadas, entretener, hacer que lo buscas y no lo encuentras, acompañar para conciliar el sueño de nuevo…y si nada funciona, volveremos a dárselo y continuaremos trabajándolo al día siguiente.

Recursos para la retirada del chupete nocturno 


A continuación, os traigo 2 recursos que podemos utilizar con nuestro peque dependiendo de su edad para hacer la retirada amena y respetuosa. Es importante entender que la retirada del chupete en la noche va a conllevar de algunas de ellas en las que necesitará mucho más apoyo por nuestra parte, para calmarse y aprender a conciliar el sueño de otra forma. No tengas miedo de aportar otro tipo de apoyo durante un tiempo, hasta que esté totalmente superada esta etapa.

RETIRADA GRADUAL NOCTURNA 

Le dejaremos conciliar el sueño con el chupete, pero una vez dormido profundamente procederemos a retirarlo de la cuna.

Si se despierta y lo pide, intentaremos dormirle ofreciéndole afecto, brazos, mecerle etc. durante 2-3 min. Si se consigue consolar, genial; si no, se lo daremos.Cada día iremos aumentando el tiempo que tardamos en dárselo e intentaremos utilizar cualquier otro recurso para dormirle.

PUERTA DEL RATÓN 

Actualmente ya venden puertas del Ratón Pérez o se pueden pintar en una esquina de la pared. 

Durante unos días, iremos familiarizándole con el personaje. Aquí debemos usar la imaginación y creatividad e inventarnos cualquier historia sobre un ratón que se lleva los chupetes de los niños (cuando ellos quieren, por supuesto).

Puede ser un ratón que se lleva los chupetes a otros niños que están malitos, uno que construye su casa con los chupetes o que se construye un columpio con varios chupetes de varios niños, lo que se os ocurra.

Tras varios días se tomará una decisión consensuada y no condicionada de dejarle el chupete al ratón. La decisión debe salir del propio peque, aunque nosotros podemos proponérselo en algún momento durante el día. 

Esa noche, lo normal es que se despierte y pida el chupete, no creas que por haberlo decidido por sí mismo, esto no sucederá. Y será necesario todo nuestro apoyo y ayuda para que vuelva a conciliar el sueño.

A la mañana siguiente puedes dejarle una nota escrita por el ratón junto con un pequeño regalo de agradecimiento.Podemos animarle a que lleve el regalo al cole o a casa de la abuela para que el resto del entorno le dé su reconocimiento.

Esperaremos 6-7 días para dar por concluido el proceso de destete.Este solo es un ejemplo que comparto con vosotros por si os puede servir, pero lógicamente, podéis inventar cualquier historia parecida que lleve intrínseco los mismos pasos para hacer del destete una decisión de nuestro peque y no una obligación impuesta.

Conclusiones

El chupete es una herramienta estupenda para calmar, relajar y ayudar a conciliar el sueño de nuestros peques.

A partir de los 12 meses es recomendable comenzar a trabajar en eliminarlo ya que tiene consecuencias físicas y emocionales importantes su mantenimiento durante etapas más tardías.

Hacer un destete progresivo y respetuoso del chupete puede llevarnos más tiempo, pero es la forma más adecuada de retirarlo.

Durante varias noches será necesario nuestro acompañamiento y dar todo de nosotros para convertirnos en su principal fuente de calma y seguridad.

Si crees que necesitas ayuda con éste o cualquier otro aspecto del sueño de tu peque puedes contactar conmigo en el siguiente formulario:


Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

Ayúdame a compartir este contenido

Nube dormida zzz

…felices sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.