"Plan Padre"

«Plan Padre» como método para realizar destete

O «Plan pareja» o «Plan cuidador». Hablamos de este método para reducir o eliminar las tomas nocturnas.

¿Qué es “Plan Padre”?


En casos en los que habitualmente es la madre la que se encarga de atender la mayoría de los despertares, sobre todo cuando estos van ligados a solucionarse realizando tomas de pecho, podemos plantearnos este método.

El hecho de que se llame “Plan Padre”, puede llevarnos a pensar que sólo este puede realizar este método, pero la realidad es que podría realizarlo cualquier persona que fuera un referente emocional para el peque.

Consiste en que sea el padre, u otra persona de referencia, la que se encargue de dormir con el peque y atenderle tanto en el momento de irse a la cama como en los despertares. 

Se utiliza sobre todo en casos en los que la madre desea realizar un destete nocturno o total. Dependiendo de la edad del peque y de sus necesidades nutricionales, estos despertares se deberán atender con otro tipo de alimentación o sin ella, ofreciéndole cualquier otro tipo de apoyo y consuelo.Es importante recalcar que es necesario que la persona encargada tenga un vínculo importante con el bebé. No sólo es importante que la persona se responsabilice y participe en el sueño del bebé sino, sobre todo, que el bebé acepte a esa persona.

¿Cómo realizar el “Plan Padre”?


A continuación hablaremos de los principales puntos a tener en cuenta para que el plan sea un éxito:

  • Involucrar a la persona encargada en el cuidado diario. Es importante que la persona encargada de llevar a cabo el plan tenga un vínculo especial con el bebé y éste le haya aceptado como miembro de referencia para su cuidado. Además, debemos hacer esta transición sin desplazar por completo a la madre, primero siendo miembro pasivo de algunos momentos íntimos y luego cobrando cada vez más importancia.
  • Acordar normas que deben cumplir ambas partes. Es importante sentarse y dialogar sobre qué tendrá que hacer cada miembro de la pareja en las diferentes situaciones que se pueden presentar durante el plan. Decidir si hay alguna situación en la que puede intervenir mamá o destacar que pase lo que pase no va a entrar puede evitar conflictos a la hora de estar atendiendo algún despertar en el que haya algo de llanto.
  • Introducirle en la rutina de la noche poco a poco. Podemos comenzar dándole protagonismo en el baño, después en el ritual de la noche (cuento) o quizá en la última toma de la noche. Todo esto ha de realizarse progresivamente y dejando pasar varios días en cada nueva incorporación.
  • El momento de irse a la cama cobra especial importancia. No es posible que un peque acepte a papá (u otra persona) en los despertares nocturnos si primero no lo ha aceptado en el momento de conciliar el sueño. Debemos lograr que sea capaz de conciliar sueño sin pecho para desasociar la succión como única forma de dormirse. Esto ayudará a que los despertares de la noche sean más llevaderos para todos.
  • Paciencia y tranquilidad. Es posible que el papá tenga su propio estilo a la hora de  atender al peque y debemos darle su espacio y tiempo para que consiga encontrar sus propios métodos infalibles para conseguir que se relaje. Si necesita ayuda, debe ser él el que salga de la habitación y la pida.
  • Perseverancia. La primera noche quizá no sea fácil. Por supuesto, se puede abandonar el método si consideráis que no está hecho para vosotros pero no vale hacerlo una noche sí, a la siguiente no porque estáis muy cansados, pero luego volverlo a intentar. Esto refuerza el llanto y lo alarga mucho más en el tiempo.
  • No modificar su ambiente de sueño. Si el peque está durmiendo en su habitación propia habitación habrá que acompañarle ahí, pero si aún duermen en la habitación de los padres en colecho, lo más sencillo será mantenerle en ese lugar y que sea mamá la que se ausente de la habitación. 
  • No hay reglas estrictas. A veces incluso se puede mantener a mamá en la misma habitación aunque suele ser más fácil que el peque ni la huela ni la vea. Otras veces incluso, la pareja decide que la mamá se vaya de casa unos días.
  • Busca el momento más adecuado. No lo hagas si hay o va a haber cambios importantes en vuestra vida, por ejemplo, incorporación a la escuela infantil, mudanzas, llegada de un nuevo hermano, incorporación de la madre al trabajo, etc.

Conclusiones

El “Plan Padre” no es un método de dejar llorar al bebé en brazos de su padre soportando el rechazo violento de éste.

Debemos conseguir que la persona encargada tenga un vínculo positivo durante el día con el peque, no sólo en momentos de juego y risas sino que también sea capaz de consolar y atender momentos de frustración, rabietas, etc.

Debe haber una adecuada comunicación de la pareja tanto previamente como durante el plan, respetando las decisiones pactadas en común y el espacio y tiempo de cada uno.

Tener calma, paciencia y empatía y no generarse expectativas muy altas sobre el plan los primeros días ayudará a sobrellevar los momentos difíciles.

Si sientes que este no es tu método ideal pero deseas realizar un destete nocturno o total, hay otras alternativas, no es el método único.

Pareja "Plan Padre" dormido con bebé

Si necesitas ayuda y acompañamiento en este momento y no os veis capaces de hacerlo solos, en Emmatrona somos matronas especialistas en lactancia materna y podemos crear un plan personalizado de destete y acompañamiento durante semanas.Si quieres más información puedes pedir tu primera consulta gratuita.


Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

Ayúdame a compartir este contenido

Nube dormida zzz

…felices sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.