Lactancia en diferido banco de leche materna

Lactancia en diferido en la incorporación de la madre al trabajo

La lactancia materna exclusiva se recomienda dar hasta los 6 meses y continuar con esta hasta los dos años según la OMS. Pero sabemos que por motivos de reincorporación laboral a veces, esto no es posible.

¿Qué es la lactancia materna en diferido?


Se trata de darle al bebé leche materna en otro formato como biberón, vasito o taza de aprendizaje. Suele ser una posible solución cuando mamá tiene que volver al trabajo y va a estar muchas horas separada del bebé, o por otros motivos. También como forma de destete nocturno de la leche materna pero cuando aún las necesidades del niño son de hacer tomas en la noche.

¿Cómo extraerse leche materna?


Realizar las extracciones sin tener a tu bebe cerca puede tener alguna dificultad ya que, aunque a priori pienses que con hacerte con un sacaleches de última generación la leche fluirá en cantidades considerables, muchas madres nos refieren un amor-odio con su aparato, ya que a menudo no consiguen extraer lo que ellas esperan. 

Nosotras como expertas en lactancia sabemos que esto no siempre sucede y la razón es que la lactancia es un acto hormonal. La salida de la leche o “eyección láctea” es un mecanismo que depende principalmente de una hormona: la oxitocina. Está hormona se ve muy afectada por la síntesis de hormonas del estrés, como por ejemplo la adrenalina ya que compiten por los mismos receptores. Por tanto, situaciones de incomodidad, inseguridad, prisas o procurar extraerte en un ambiente no adecuado, pueden afectar claramente y llevar a que las extracciones sean poco productivas.

¿Cómo conseguir una adecuada lactancia diferida?


Para que tu lactancia en diferido te resulte más llevadera, aquí tienes unos tips que hemos ido recogiendo de nuestra experiencia y de las madres con las que trabajamos:

  • Busca una red de apoyo que pueda informarte o ayudarte en caso de cualquier duda. La información es poder y vas a realizar una tarea donde es conveniente conocer el manejo de un alimento vivo, por ello te recomendamos te hagas experta en como conservar y manipular de manera adecuada la leche materna extraída.
  • Si tienes que extraerte en el trabajo intenta buscar un lugar que te resulte cómodo, limpio y seguro. Es importante tener en cuenta si necesitas tener a mano un enchufe donde poder conectar el sacaleches, así como una nevera donde poder guardar la leche que te extraigas. Sería maravilloso disponer en cada centro de trabajo de un sitio higiénico y adecuado donde poder sacarse leche, pero esto a veces, no es la realidad.
  • Si vas a realizar este tipo de lactancia por bastante tiempo, te recomendamos inviertas en un sacaleches eléctrico, a ser posible y si quieres ahorrar tiempo que sea doble y que tenga una función de estímulo previo del pecho, que imite al máximo la succión del bebé. Actualmente existen modelos de manos libres que resultan aún más cómodos y que además no necesitan cables, ideales para mujeres que no tienen tiempo o un lugar adecuado donde extraerse, algunos de ellos son realmente discretos y silenciosos.

¿Cómo crear tu propio banco de leche?


A medida que vayas extrayendo la leche cuando estés separada de tu peque tendrás que irle dejando reservas para el día siguiente, así que puede ser realmente complicado que sobre leche para guardar para futuras ocasiones. Si quieres realizarte un banco de leche, estos son algunos de nuestros consejos:

  • Crea tu rutina de extracciones si tu trabajo lo permite. Procura sacarte en horarios regulares, a ser posible que sean horarios parecidos a los que tu bebé toma el biberón de leche materna.
  • Realiza las extracciones de manera regular. No necesitas demasiado tiempo, con 10 minutos por cada pecho es suficiente. O realizarlas por bloques, cuando veas que fluye menos leche en un pecho cambiar al otro y viceversa.
  • Cuando comenzar con tu banco de leche dependerá de tus necesidades y situación personal. De media proponte comenzar al menos 15 días o un mes antes de la situación que requiera de tu ausencia. Durante los tres primeros meses de vida de tu hijo la producción de leche es mayor, si puedes comenzar en estos meses con tu banco de leche te resultara más sencillo extraer más cantidad por toma.
  • El momento en el que realices la extracción no es lo más importante. Si bien es cierto que, por la mañana la prolactina es más elevada, pero cualquier momento que estés tranquila, y te resulte cómodo hacerlo será bueno, Incluso aunque acabes de dar el pecho a tu bebé. Recuerda que tu pecho es una fábrica y no un depósito.
  • Conserva de la leche materna extraída en las mejores condiciones. A continuación, te dejo una tabla orientativa: TABLA Cómo orientación general te diremos que aguanta unas 5 horas a temperatura ambiente fresca (25º), refrigerada con una nevera portátil y unos conservadores de frío congelados unas 10 horas, en nevera en su interior no en la puerta, 5 días y congelada si tu congelador puede adquirir una temperatura de -22 grados, entre 3 y 6 meses. Si puedes dedicar un recipiente para almacenar la leche o incluso solo un cajón para ello, la protegerás del resto de alimentos.
  • Identifica cada bolsa. Siempre que realices una extracción, rotula la bolsa o bote libre de BPA y apunta fecha y hora, ya que si decides juntar cantidades de varias extracciones tomaremos como referencia para poder congelarla durante las 24 horas siguientes a la primera extracción. Todo para que no pierda propiedades.
  • Congela unas cantidades adecuadas. Recomendamos adaptar dicha cantidad a lo que tome tu bebé normalmente. Si no sabes cuánto puede tomar, como referencia, puedes guardar entre 60 y 100 ml, y tener de reserva leche en contenedores para hacer hielos libres de BPA o específicos para esto que conseguirás en tiendas de puericultura. Éstos nos permiten descongelar unos ml más en caso de necesitarlo sin tener que gastar una toma entera.
  • La leche materna congelada puede modificar su sabor, color y olor. Esto puede provocar rechazo las primeras veces, aunque algunos bebés se adaptan a ello sin problemas. Hay veces que la leche congelada adquiere un sabor y olor a agrío, no te asustes, no esta mala, es por la acción de una enzima, la lipasa, encargada de digerir las grasas de la leche y que se adapte mejor a tu bebe. Si tu hijo la rechaza por este motivo, puedes escaldarla al baño maría previo a su congelación.
  • Una vez descongeles una toma, no se puede volver a congelar o refrigerar, y a ser posible se recomienda descongelarla en la nevera, pero si no dispones de tiempo puedes calentar un poco de agua a una temperatura de 40 grados (que no te quemes si introduces un dedo) he id descongelándola poco a poco moviéndola dentro del agua. 

Conclusiones

La vuelta al trabajo o la separación de mamá y bebé es algo que surgirá tarde o temprano en la crianza de nuestros hijos.

Si vuestro deseo es continuar con una lactancia materna exclusiva, realizar una lactancia diferida puede ser una gran solución.

Es importante tener nociones básicas sobre la extracción y conservación de la leche materna para mantener las máximas propiedades.

Gota de leche colector

Si necesitas ayuda con la incorporación al trabajo y no sabes cómo gestionar este momento, puedes solicitar una consulta con nosotras. En Emmatrona somos matronas, especialistas en lactancia además de expertas en sueño infantil.


Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

Ayúdame a compartir este contenido

Nube dormida zzz

…felices sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.