llanto de un bebé y cosolación de su mamá

El llanto del bebé durante la noche

Los bebés comunican la mayoría de sus emociones y necesidades llorando, sin embargo, la mayoría de los padres están de acuerdo en que toleran mucho mejor el llanto durante el día que en la noche.

El llanto del bebé 


Mediante el llanto, nuestro peque es capaz de comunicarnos la mayoría de sus necesidades o incomodidades, ya que es su única forma de comunicación durante muchos meses.

El llanto del bebé está preparado para molestarnos mucho a los adultos (especialmente a las madres), Para la mayoría de los padres, resulta insoportable escuchar llorar a un bebé durante pocos minutos. De esta forma, la naturaleza se asegura que vamos a atender a nuestra cría y su necesidad. ¿Qué pasaría si el llanto fuera música celestial para nuestros oídos? Cierto es que el llanto, unido a un cansancio acumulado de todo el día, en medio del silencio de la noche, se hace mucho más incómodo y agobiante que el mismo tiempo y volumen de llanto en mitad del día.

¿Por qué ocurre el llanto a la hora de dormir? 


Puede haber diferentes causas por las que un bebé llore en la noche:

  • Sobrecansacio o agotamiento excesivo. Si nuestro peque no ha descansado lo suficiente durante el día, llegará a la noche cargado de cortisol y adrenalina. Estas hormonas generan energía y es muy probable que le impidan conciliar el sueño adecuadamente
  • Falta de presión de sueño. También es posible que nuestro peque duerma en exceso durante el día y llegue sin suficiente cansancio a la noche
  • Dolor o molestia. Pueden ser molestias gastrointestinales o quizá los dientes. Cualquier dolor se intensifica por la noche (a los adultos también nos pasa), así que, si observas a tu peque muy incómodo durante el día, muy probablemente esa noche habrá más llanto
  • Hambre o exceso de comida en la cena
  • Frío o calor
  • Necesidad de cierto apoyo para dormirse y cuando lo pierde durante la noche, llora hasta que vuelve a aparecer. Claro ejemplo sobre esto, puede ser el chupete. Lo necesita para conciliar el sueño y en los despertares no lo encuentra, llora hasta que lo vuelve a encontrar en su boca

¿Qué hacer para prevenir el llanto a la hora de dormir? 


La mejor manera de actuar cuando nuestro peque llora a la hora de irse a dormir es buscar la causa de dicho llanto e intentar prevenirla.

  • Asegurar un buen descanso en el día. Conseguir mantener sus ventanas de sueño y que haga siestas de calidad
  • Preparar un ambiente adecuado de sueño. Oscuridad, silencio o ruido blanco y una temperatura en la habitación entre 18 y 21 grados
  • Evitar la sobreestimulación sobre todo las 2 horas previas a dormirle. Evitar visitas a última hora de la tarde, que el bebé vaya de brazo en brazo o haya mucha gente hablando alto o gritando. También es de suma importancia, evitar móviles, tablets o televisión, ya que desprenden luz azul e impiden la síntesis de melatonina
  • Mantener una hora fija de acostar y de levantarle cada día. Esto ayudará a llevar unos horarios de siestas parecidos cada día y poco a poco su cuerpo comenzará a tener sueño en dicha hora
  • Crear una rutina constante, relajante y que se repita cada día prácticamente idéntica. Así nuestro peque se irá preparando para el momento de irse a dormir desde mucho antes y llegará más predispuesto a este momento
  • Darle tiempo de calidad en el día con sus padres para no necesitar aprovechar la noche para pasar tiempo con ellos
  • Llévale a dormir cuando veas sus señales tempranas de sueño, ni antes ni después
  • Evalúa si esta comiendo poco o en exceso tanto en la noche como en el resto del día

¿Qué hacer cuando se presenta el llanto? 


Si pese a haber intentado controlar todas las anteriores recomendaciones llega la noche y tu peque vuelve a llorar, entonces no queda nada más que hacer que acompañarle y consolarle.

Hay peques que hagamos lo que hagamos, llega el momento de dormirse y llora. Incluso peques que necesitan llorar para conseguir dormirse.

Cada día, iremos controlando todas las posibles causas y añadiendo o quitando pasos de nuestra rutina hasta con dar con la clave para que no haya llanto.

Hasta entonces, dale todo el soporte emocional que seas capaz. Cógele en brazos, pasea, canta, baila, procura estar tranquila y calmada y piensa que pronto pasará.

Conclusion

El llanto a la hora de dormir es una de las situaciones más difíciles que podemos vivir en la crianza.

Es importante evaluar las posibles causas e intentar buscar soluciones, pero si pese a todo esto continúa produciéndose el llanto cada noche, no debes sentirte culpable.Acompáñale cada noche, dale la mejor versión de ti, calmada y tranquila y poco a poco, iréis encontrando la manera de mejorar.

bebé llorando hora bruja

Si sientes que estás en esta situación y no sabes dar con la causa del llanto o simplemente no sabes como sobrellevar esta situación lo mejor posible, no dudes en concertar tu primera consulta gratuita o escribirme en el formulario.


Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

Ayúdame a compartir este contenido

Nube dormida zzz

…felices sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.