¿Cómo crear un entorno de sueño seguro para mi bebé?

¿En que consiste el síndrome de muerte súbita del lactante? ¿Qué puedo hacer para prevenirlo? Se le llama “síndrome de cuna” porque la mayoría de las veces ocurre mientras el bebé duerme. Llevando a cabo pequeñas actuaciones podemos reducir drásticamente la probabilidad de que ocurra

Hoy vengo a comentar un tema de gran importancia para todos. Es fundamental que los padres y las madres estéis informados desde que comienza el embarazo, para poder prevenir posibles actuaciones que, desde la ignorancia y siempre con la mejor intención, pudieran contribuir a aumentar las posibilidades de que un suceso así pase.

¿En qué consiste el síndrome de muerte súbita del lactante?


Consiste en el fallecimiento, sin motivo aparente e inexplicable de un bebé de menos de 1 año de edad. La mayoría de las veces ocurre durante el sueño del bebé.

En la actualidad, es la principal causa de muerte en niños entre 1 mes y 1 año de edad en nuestro país.

Como bien dice la definición; es inexplicable, esto quiere decir que no sabemos cuál es la causa ni por qué ocurre, pero sí sabemos que hay determinadas circunstancias que lo predisponen y que cuando tomamos determinadas pautas, los casos disminuyen drásticamente.

Los factores de riesgo que se han asociado a este síndrome son:

  • Fumar, beber o consumir drogas durante el embarazo y después del parto.
  • Cuidados inadecuados en el embarazo: alimentación o mal seguimiento de los controles.
  • Parto prematuro o bajo peso al nacer.
  • Antecedentes familiares de SMSL (síndrome de la muerte súbita del lactante).
  • Madres muy jóvenes (menos de 20 años de edad).
  • Exposición a las sustancias del tabaco después del nacimiento: no sólo al humo del tabaco, sino también a las sustancias que se quedan adheridas en la ropa o en las manos de quien acaba de fumar.
  • Demasiado calor en la habitación mientras duerme.
Bebé dormido junto a su osito

Pero sin duda, el principal factor de riesgo es DORMIR BOCA ABAJO:

Durante muchos años, se acostaba a los niños boca abajo con idea de prevenir aspiraciones de un posible vómito. Tras detectar que esto podría estar relacionado con el SMSL, se inició una campaña para concienciar a los padres de la importancia de ponerlos a dormir boca arriba. Los resultados no se hicieron esperar, los casos disminuyeron drásticamente en muy poco tiempo.

Los investigadores creen que, al dormir boca abajo, el bebé puede respirar su propio aire ya exhalado, especialmente si duerme en un colchón blando o con almohadas o muñecos a su alrededor. Este aire va menos cargado en oxígeno y más en dióxido de carbono. El cerebro de un bebé sano detectará esta bajada y lo despertará para que llore o se mueva y se recuperen sus niveles. Sin embargo, los bebés que, por otros motivos, estén inmaduros o predispuestos, es posible que no sean capaces de detectar esta bajada de oxígeno y despertarse, sino que continuarán durmiendo, disminuyendo cada vez más su saturación de oxígeno en sangre.

¿Qué podemos hacer para minimizar el riesgo?


A continuación, os dejo las principales recomendaciones de la “Asociación Americana de Pediatría” y la “Asociación Española de Pediatría” al respecto:

  • Adecuado y temprano control del embarazo.
  • Colocar al bebé a dormir sobre un colchón firme, sin almohadas ni cualquier tejido blando que pudiera obstaculizar el paso del aire. Evitar también, que el bebé duerma en sillones o butacas.
  • El colchón debe estar cubierto por una sábana bajera ajustada y ninguna otra ropa suelta ni objetos blandos. Si hace frío y hay que taparle, es mejor usar sacos de dormir que tienen para meter los brazos y se ajustan al tamaño del bebé.
  • No usar protectores de cuna, como chichoneras o cubrecunas.
  • Compartir la habitación con el bebé sin compartir la cama. Esto es un punto controvertido, por una parte, aseguran que compartir la habitación previene el SMSL, pero compartir directamente la cama también aumenta el riesgo. Los expertos recomiendan una superficie independiente junto a la cama de los padres, hasta el año de edad o al menos durante los 6 primeros meses que son los de mayor riesgo.
  • Lactancia materna: está demostrado que reduce el riesgo, mayormente si es exclusiva, pero también con lactancia mixta.
  • Uso del chupete: también ha demostrado ser un factor protector. Sin embrago, es importante introducirlo una vez que la lactancia está establecida (1 mes aproximadamente). Si se lo ofrecemos y no lo quiere, no hay que forzar y si lo suelta cuando está dormido, no es necesario volver a poner.
  • No abrigar demasiado a la hora de dormir. Vigilar que no sude o se sobrecaliente su piel.
  • No fumar durante el embarazo ni una vez que el bebé haya nacido. Si alguno de los padres es fumador, deberá fumar fuera de casa y lavarse las manos y cambiarse de ropa cada vez que fume. Aun así, el riesgo está aumentado en estos niños.
  • No consumir alcohol ni drogas durante el embarazo, ni durante la lactancia. Si alguno de los padres ha consumido tabaco, alcohol, drogas o medicamentos que puedan afectar al sueño, no debe compartir cama con el bebé.
  • Es importante asegurarse de que el bebé reciba todas las vacunas que le pertenezcan por su edad. Los estudios demuestran que se reduce el riesgo en un 50%.

Conclusión

Debemos pensar que el SMSL es muy infrecuente, en España la verdadera incidencia de la muerte súbita no está bien establecida. Los estudios de muerte infantil realizados son escasos. La tasa de mortalidad publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) entre 1985 y 1995 fue del 0,3‰-0,4‰ (en torno a 0,35 por cada 1000 nacidos vivos en España). Lo que sí sabemos es que en todos los países se redujo en más de un 50% al aplicar estas medidas que os he mencionado. Comprendo que, quizá, este tema puede resultar abrumador, pero debemos entender que, con unos cuidados adecuados durante el embarazo y los primeros meses de vida, podemos minimizar el riesgo de que suceda y si puedo aportar mi granito de arena desde aquí, yo ya me doy por satisfecha.


Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

1 comentario en “¿Cómo crear un entorno de sueño seguro para mi bebé?”

  1. Muy interesante el artículo. Desconocía muchos de los factores de riesgo de este síndrome. Intentaré aplicar a partir de ahora todos tus tips!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Más información en la política de cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar