5 tips para volver a la rutina tras las vacaciones

Se acaba el verano y debemos volver a las rutinas y horarios más estrictos. Aunque para algunos de nosotros esto nos genera alivio (grupo en el que me incluyo), para otros supone una pérdida de la libertad y flexibilidad que nos regala el verano.


Comienza septiembre y con él termina un verano maravilloso en el que hemos visto a nuestros peques disfrutar, jugar y crecer en todos los aspectos, tanto físicos como emocionales.

Septiembre, con la vuelta a la escuela y el trabajo, trae consigo la
vuelta a la rutina y a las obligaciones. A partir de este, toca ceñirse a horarios más estrictos y a otras responsabilidades. Además, los días comienzan a acortarse y anochece antes.

Con todo esto, septiembre es siempre un buen momento para establecer lo que serán nuestros horarios y rutinas del resto del año. Pero, ¿cómo podemos hacer este cambio tan drástico sin que nuestros peques lo sufran? ¿Es preferible realizar el cambio bruscamente y dejarlos disfrutar hasta el último día o es más beneficioso comenzar unos días antes a bajar el ritmo?

5 tips para volver  a la rutina


  • Anticiparle los cambios. Unos días antes de terminar las vacaciones, id contándole todos los cambios que van a suceder. Lógicamente esto depende de la edad que tenga tu peque, pero ten en cuenta que ellos entienden mucho más de lo que creemos, así que conversa con él
  • Haz el cambio gradual. Lo ideal, aunque no nos guste la idea, es no apurar las vacaciones hasta el último día. Dar una semana o un par de semanas antes de empezar la escuela para volver a establecer, hábitos, rutina y horarios va a ayudar a hacer este cambio más progresivo y que ellos lo lleven mucho mejor
  • Establece rutinas progresivamente. Si ya las teníais establecidas antes del verano, le costará menos volver a ellas. Asimismo, quizás creas que es el momento de modificarla o añadir algo nuevo, como por ejemplo, leer un cuento antes de dormir si antes no lo hacíais. Este, puede ser un buen momento para añadir todas estas rutinas nuevamente. Una buena herramienta para los peques mayores de 2 años son las agendas visuales. Con dibujos y de una manera divertida podemos explicarle la secuencia de la rutina que vamos a seguir y hacerles partícipes a ellos de lograr superar cada actividad
  • Vuelve a los horarios poco a poco: si normalmente se acostaba a las 8 y lleva todo el verano acostándose a las 10, no podemos pensar que va a coger de nuevo el horario de la noche a la mañana. Si esperas hasta el último día, comenzará la escuela habiéndose acostado tarde y madrugado, con mal humor y sin ninguna gana, lo cual no es lo más indicado si queremos que tenga un buen periodo de adaptación. Para evitar esta situación puedes comenzar despertándole 15 min antes la hora de la siesta también y acostándole ese mismo tiempo cada día hasta llegar al horario que nos interesa establecer cuando empiecen la escuela
  • Evita el exceso de excitantes: las tablets, móviles o pantallas, así como el exceso de azúcar con algún helado en verano se compensan con una gran exposición a la luz y un exceso de ejercicio en la piscina y en la playa. Ahora debemos comenzar a hacer una alimentación equilibrada y limitar el uso de aparatos electrónicos, sobre todo en las 2 horas anteriores a acostarles

Conclusión

El verano es una época para disfrutar y hacer algunos excesos tanto en alimentación como en horarios, rutinas y sueño.
Lo ideal es haber mantenido parcialmente las rutinas y el ritual de la noche para ayudar a nuestros peques a llevar mejor los cambios de casa y actividades. Si esto ha sido así, la vuelta a la rutina será más fácil.
Si no ha sido así y se os ha desmadrado bastante todo, es hora de ponerse manos a la obra. Aún estáis a tiempo de recobrar la normalidad antes de que empiece la escuela.

Y si tu peque nunca ha tenido una rutina y horarios establecidos o los que tenía no os funcionaban, yo puedo ayudaros. Puedes reservar tu primera consulta gratuita justo aquí abajo.

muñeco para bebé como rutina

Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Más información en la política de cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar