niña con mocos

Dormir con mocos

Estamos en época de catarros y, sobre todo si tu peque va a la escuela, estaréis hartos de enlazar los mocos de un catarro con los del siguiente sin que prácticamente nunca desaparezcan.

Dificultades


Dormir con mocos es realmente complicado, incluso para los adultos. La mayoría de las veces el sueño se interrumpe y cuesta volver a conciliarlo por la incomodidad. Incluso, cuando en el día no están especialmente incómodos, las noches se vuelven complicadas.

¿Cómo podemos mejorar la calidad del sueño de nuestros peques cuando duermen?


La dificultad de conciliar el sueño cuando hay mucha congestión, puede ser sobrellevada si realizamos determinados cuidados sencillos que pueden marcar la diferencia. A continuación, os detallo algunos de ellos

Lavado nasal

Lo ideal es hacerlo justo antes de dormir y durante la noche, únicamente si lo necesita en los desvelos. Con suero fisiológico y abundante cantidad sin realizar demasiada presión para evitar que se vaya a los oídos. Suele ser muy efectivo y ayuda mucho a descongestionar, aunque en unas horas se volverán a llenar de mocos de nuevo y habrá que repetirlo.

Humidificar el ambiente

No se recomienda abusar del ambiente húmedo continuamente, ni mantenerlo puesto toda la noche, pero si lo ponemos 1-2 horas antes de acostar al peque en la habitación, el momento de conciliar el sueño será mucho más llevadero.

Elevar el colchón

Normalmente poniendo una cuña debajo del colchón elevamos la altura de la cabeza y conseguimos que en el momento de tumbarles no aumente tanto la congestión.

Abundante hidratación

Sobre todo en el día, es importante ofrecerles líquido muy frecuentemente.

Descanso en el día

Es normal que necesite alguna siesta extra o siestas más largas. El sistema inmune se restaura cuando dormirnos. Además, si no ha conseguido descansar lo suficiente en la noche, estará cansado, no dudes en dejarle dormir más en el día, si es posible.

Apoyo

Es posible que en los días de mayor congestión necesiten más apoyo para dormirse, contacto físico, compañía  e incluso, que les tengas en brazos un rato para mantener la verticalidad y poder relajarse. Calma y paciencia…ofrécele el apoyo que necesite estos días y cuando mejore vuelves a intentar que se duerma sin tanto apoyo.

Conclusiones

Es normal que si tu peque se encuentra en un estado de congestión nasal importante tenga mayor dificultad para conciliar o mantener un sueño de calidad.

Es necesario presentarle todo nuestro apoyo y favorecer al máximo el descanso tanto en le día como en la noche.

Con todos estos consejos conseguirás que tu peque y tú mejoréis vuestro descanso.

niño en la cama con mocos

Y recuerda que si la dificultad de dormir va más allá de un simple catarro siempre puede recurrir a nosotros para mejorar vuestra situación. Puede contactar conmigo a través del siguiente formulario o reservando una llamada gratuita.


Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

Ayúdame a compartir este contenido

Nube dormida zzz

…felices sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.