Como alargar las siestas de mi bebé

Conseguir un buen descanso durante el día es esencial para que nuestro peque llegue a la noche sin estar sobrecansado y el sueño nocturno se consolide.

Sin embargo, ¿cuál es la duración ideal de las siestas? ¿Qué podemos hacer para alargarlas?

¿Cuánto debe dormir?


En primer lugar, es fundamental aclarar que cada peque tiene unas necesidades diferentes. Por ende, lo primero que debemos hacer es averiguar cuáles son las de nuestro hijo en particular. Para ello, es indispensable la observación y vigilancia de sus señales de sueño así como de su estado general durante el resto del día.

Generalmente, es a partir de los 4 meses cuando los bebés comienzan a tener los ciclos de sueño que tenemos los propios adultos, con sus respectivas 5 fases. Hasta este momento, el sueño se divide únicamente en 2 fases -una de sueño más ligero y otra de sueño profundo-. Por tanto, es normal que un bebé menor de 4 meses haga siestas muy cortas -ya sean de unos 30-40 min o incluso menos-, sin que esto suponga ningún problema. Ahora bien, los bebés de este rango de edad tienen la necesidad incesante de dormir muchas horas, por lo que necesitarán hacer muchas siestas a lo largo del día.

Como se ha indicado, es a partir de los 4 meses cuando se comienza a tener un sueño más maduro, alargándose los ciclos de sueño hasta 45 y 55 min. Con todo, en este nuevo escenario es habitual que entre un ciclo de sueño y el siguiente se produzca un microdespertar. En el caso de que bebé haya necesitado mucho apoyo para dormirse, será muy probable que, si no recibe dicho apoyo en esta interrupción del sueño, se despierte.

En base a lo expuesto, es a partir de los 4 meses cuando deberemos trabajar para que las siestas tengan una duración mínima de 1 ciclo (entre 45 y 55 min). De este modo, nos aseguraremos de que ha pasado por todas las fases de sueño, incluida la de sueño profundo, que es aquella que realmente convertirá esa siesta en reparadora.

Con todo, a medida que el peque va creciendo, este comenzará a aumentar sus ventanas de sueño (esto es, el tiempo que está despierto entre dos siestas). De tal manera que, aunque este podrá disminuir el número de siestas en el día, esas siestas necesitarán ser lo bastante largas para ser realmente reparadoras y conseguir cumplir sus necesidades de sueño diurno.

Duración de siesta por edades

En la siguiente tabla os presento cuál debe ser la duración de las siestas en función del número que se estén haciendo durante el día.

Si es menor de 6 meses, la cantidad de siestas es caótica: unos días pueden ser 3 y otros 4. E incluso, si han sido muy cortas, estas pueden aumentar en número.

EDAD:6 -8 meses9 -15 meses18 meses – 3 años
Nº SIESTAS:321
DURACIÓN:1ª — 1 hora. 1ª — 1 hora.1ª — 2 o 2,5 horas.
2ª — 1,5 horas.2ª — 2 horas. 
3ª — 45 min.     

¿Por qué hace siestas cortas?


Si tienes un peque que no alarga la siesta más de 30 min, es importante que entiendas el motivo por el que está sucediendo y sepas cómo abordarlo.

Los principales motivos por los que suceden estas siestas tan cortas son:

  • La ausencia de un buen ambiente de sueño (oscuridad, silencio, relajación…)
  • Hambre o incomodidad
  • El hecho de que no sabe enlazar un ciclo con el siguiente o, incluso, una fase de sueño ligero con una fase de sueño profundo, necesitando de apoyos de sueño para volver a dormirse

¿Qué puedo hacer para alargarlas?


A continuación, te dejo algunos tips que pueden ayudarte:

  • Atiende a su ventana de sueño ideal. Calcula el tiempo que está despierto entre dos siestas y vigila sus señales de sueño. En unos días, sabrás cuál es su ventana de sueño ideal en la que tendrás que crear las condiciones ideales para su siesta
  • Vigila sus primeras señales de sueño en cuanto se cumpla el tiempo de ventana máximo y ponle a dormir tan pronto como las detectes.
  • Prepara un buen ambiente de siestas por medio de:
    • Oscuridad. A partir de los 4 meses, es bueno crear un ambiente de sueño. Si acostumbras a tu peque a dormir con oscuridad, en el momento en que bajes las persianas entenderá que toca dormir y este acto formará parte de la rutina pre-siesta. Además, es probable que consiga enlazar varios ciclos de sueño si mantenemos el ambiente oscuro, ya que, se genera un pico de melatonina
    • Silencio o ruido blanco. Si vivimos en una casa donde hay mucho ruido de coches, vecinos, etc., es mejor amortiguar todos estos sonidos con ruidos blancos
    • Evitar objetos estimulantes, ya pueden ser, juguetes con luces, pantallas de tablets, móviles o TV
    • Creación de una rutina pre-siesta. Esta debe ser corta, entre 5 y 10 min, y que sea prácticamente igual en todas las siestas. Puede ser positiva la incorporación de alguna actividad relajante que le ayude a bajar revoluciones

Ejemplo de rutina pre-siesta:

  • Ir a la habitación
  • Cambiar el pañal
  • Bajar la persiana
  • Conectar el ruido blanco
  • Cantar una canción mientras besos y abrazos

Pese a todo, procura que se duerma sin apoyos de sueño. Poco a poco y muy gradualmente, iremos probando a relajarle en brazos, aunque siempre termine de dormirse en su cuna o en el carrito.

Una vez que se haya dormido:

  • Cronometra cuánto suelen durar sus siestas (por ejemplo, 30 min)
  • 5 min antes de que llegue este tiempo, ponte a su lado y espera a notar sus primeras señales de que se está despertando
  • En ese momento actúa, tocándole, haciéndole “ssssh”, meciéndole o cualquier otro método infalible para que consiga enlazar con la siguiente fase de sueño

Conclusión

La cantidad y calidad del sueño diurno afecta claramente al sueño nocturno y al humor del peque durante el resto del día.

Es necesario tener unas siestas reparadoras para que durante las horas en que esté despierto, nuestro bebé tenga ganas de explorar el ambiente y adquirir nuevas habilidades.

Crear un buen ambiente de sueño y una rutina pre-siesta es esencial para que el momento de irse a dormir sea bien aceptado y las siestas duren mínimo un ciclo de sueño completo.

niño durmiendo siesta en la cuna

Si tienes dificultades con este o cualquier otro aspecto relacionado con el sueño de tu peque, puedes concertar tu primera consulta gratuita justo aquí abajo.

Si deseas saber más sobre mí y mi filosofía de trabajo puedes leer más información en esta web.


Emma Salado, coach sueño bebé

¿Puedo ayudarte?

Soy Emma Salado, matrona y coach de sueño infantil.

¿Tu bebé no duerme bien? ¿Estás preocupada y no sabes qué más hacer? ¿Sus problemas de sueño están afectando a toda la familia?

Creo que puedo ayudarte. Contacta conmigo y te cuento cómo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Más información en la política de cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar