Coach de sueño en Madrid

Soy Emma Salado, mamá de Leo y Martina, matrona y coach de sueño certificada. Ayudo a familias a solucionar problemas de sueño de sus bebés de forma online. Y si vives en Madrid, también de manera presencial.

¿Qué es un coach de sueño?


Tienes un problema, ¿verdad? No logras descansar porque tu bebé te reclama durante la noche, cada noche. Lo has probado todo y parece que nada funciona. ¿Todo…?

Para eso estamos nosotras, las coach, consultoras de sueño o sleep trainers, especializadas en ayudarte a establecer las rutinas de sueño correctas de tu bebé. Para que descanse él, pero también tú.

En mi caso, estoy certificada por el instituto Gentle Sleep Coach y compagino esta actividad de asesoría individualizada a familias con mi labor como matrona en un hospital de la Comunidad de Madrid. También asesoro a grupos de madres sobre preparación al parto, lactancia y, por supuesto, rutinas de sueño para niños.

Asesoría del sueño en Madrid


SESIONES ONLINE 

Normalmente, los planes de sueño los realizamos de manera online, mediante sesiones acordadas en las que se os va guiando en el proceso.

Tienes a tu disposición dos planes online: básico y completo (el más demandado, de 3 semanas de duración).

SESIONES ONLINE + NOCHE PRESENCIAL 

Si vives en la Comunidad de Madrid, también puedes optar por el plan premium. Como el completo, lo desarrollaremos conjuntamente durante 3 semanas, incluyendo una noche presencial en tu domicilio para fijar las pautas contigo.

¿DÓNDE ENCUENTRO INFORMACIÓN SOBRE ESTOS «PACKS»?

Si quieres conocer con más detalle los packs y sus tarifas, te invito a hacer click en este enlace: planes de coaching de sueño bebé

¿EN QUÉ ZONAS BRINDO ASESORÍA DEL SUEÑO PRESENCIAL?

Si tienes pensado unirte al plan premium, el precio incluye una noche presencial en cualquier domicilio de la comunidad madrileña.

Para otras comunidades, por favor, consúltame.

También puedes llamar o escribir un WhatsApp al número +34 661 68 95 40. Te atenderé encantada.

Acceso a la ficha de Emmatrona coach sueño bebé

Cosas de Madrid… un poco de mí


Me encanta Madrid por muchos motivos. Es la ciudad en la que he crecido en todos los aspectos de mi vida y la ciudad que ha visto nacer a mis hijos.

Prácticamente en cualquier zona de Madrid en la que vivas, hay cerca un parque para pasar las tardes tras el cole de los niños. Es esencial que, tras las largas horas de la escuela, tengan un rato de descanso, ocio y actividad física intensa antes de llegar a casa y comenzar con las rutinas habituales.

Además, para los días libres hay amplias posibilidades de planes que hacer con peques y, porque no, también a veces planes en pareja mientras los peques se quedan con algún familiar.

A nosotros nos encanta pasear y disfrutar del centro de la ciudad, recorrer la plaza Mayor y Gran Vía. No es necesario tener ningún plan concreto, simplemente dejar que ellos vayan parándose en cada rincón y después merendar unos churros con chocolate en cualquier cafetería del centro.

Emma vista de Madrid desde la azotea del hotel Riu de plaza España

Además, podemos hacer muchos planes al aire libre, donde hay una gran oferta de actividades para niños y mayores. Montar en las barcas del retiro, dar un paseo en bici por la casa de Campo o jugar en la multitud de parques o en sus fuentes del suelo en verano de Madrid Río.

Ya os he hablado en multitud de ocasiones de lo importante que es hacer planes al aire libre con los niños, sobre todo por la mañana ya que son excusas estupendas para tomar el sol, y disfrutar al aire libre, dos de los ingredientes imprescindibles para asegurar un buen descanso nocturno.

Y por supuesto, cómo no, el plan que más les gusta a mis peques es este: un día completo en el parque de atracciones, el zoo o El parque de la Warner, una descarga de adrenalina bestial, caminar mucho y pasar un día divertido en familia. Eso sí, esos días volvemos pronto a casa porque caen fulminados en la cama en cuanto llegan.

Por último, os contaré un plan en pareja que nos gusta hacer esporádicamente cuando conseguimos que algún abuelo o tío se quede con los peques. Nos encanta ir a dar un paseo por la sierra de Madrid y aprovechar el día para comer o cenar fuera. Además, nos vamos tranquilos y sin ningún tipo de preocupación en cuanto a cómo se manejarán los abuelos para la siesta o dormirlos por la noche, ya que ellos saben dormirse de forma independiente y sin necesitar apoyo de nadie, así que cuando no estamos nosotros, mantienen sus rutinas y forma de dormirse habitual.

Ayúdame a compartir este contenido

Nube dormida zzz

…felices sueños